El dolor de espalda, un mal común

image-995402-2018-Infografia-actuacion-farmaceutica-dolor-espalda-001.w640.jpg
Infografía: Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos.


Hay muy pocas personas que se libren del dolor de espalda. En España es el problema de salud crónico más frecuente, por delante de la hipertensión arterial, la artrosis, la artritis y el reumatismo. Según un estudio de la Sociedad Española de Reumatología, se estima que 8 de cada 10 personas sufrirán esta dolencia en algún momento de su vida.

Como nos preocupan estos datos, en Farmacia Valle San Lorenzo queremos presentarte la campaña “Intervención de la farmacia comunitaria en la salud de espalda”, que está desarrollando el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, junto con el apoyo del Consejo General de Colegios de Fisioterapeutas y del Consejo General de Colegios Profesionales de la Educación Física y del Deporte.

Esta acción tiene como objetivos formar al farmacéutico en torno a esta problemática y promover el ejercicio físico, una de las claves para evitar el dolor de espalda.

En los últimos se ha convertido en todo un problema sanitario dada su frecuencia, tendencia a volverse crónico y las limitaciones que conlleva. Todo esto supone una merma en la salud de la población, que según la Organización Mundial de la Salud (OMS), supone la primera causa de incapacidad física en el mundo occidental.

Por eso, nos gustaría cuáles son las causas más comes con la idea de que sepas identificarlas en tu día a día. Y si tienes cualquier duda, siempre puedes visitarnos en nuestra farmacia en el Valle de San Lorenzo para aclararla.

Causas comunes del dolor de espalda

Sedentarismo

El sedentarismo es una de las causas principales del dolor de espalda. Los ritmos de vida actuales nos obligan, en muchos casos, a permanecer sentados durante ocho horas, una circunstancia muy dañina para el organismo. Si a eso le sumamos la escasa actividad física que mantienen algunas personas, tenemos un combinación perfecta para que aparezca el dolor muscular.

Sobrepeso 

Se ha demostrado que el sobrepeso es un factor de riesgo cuando es considerable, aunque no así cuando el incremento de peso se debe a una ganancia de masa muscular. El sobrepeso aumenta la carga sobre el disco intervertebral, acelerando así su desgaste y aumentando las posibilidades de que se deforme o rompa. Otros factores añadidos son la falta de fuerza en la musculatura, la inactividad física y el mal estado de salud en general.

Tabaquismo 

Puede que esta relación no sea tan conocida, pero existe. Fumar puede provocar dolor de espalda crónico. En un estudio de la revista científica Human Brain Mapping, se asegura que los fumadores podrían tener hasta tres veces más posibilidades de desarrollar este problema que los no fumadores. La parte positiva es que se reducen considerablemente al dejar el hábito.

El estrés

Esa sensación de tensión que tenemos cuando estamos estresados es una realidad. El estrés favorece la aparición de contracturas musculares por las que se presenta el dolor de espalda, aunque también modifica nuestra percepción del dolor. Nos vuelve menos tolerante ante él.

Uso de calzado inadecuado

A veces, por estética o desconocimiento, se utilizan calzados que poco favorecen nuestro caminar. Es mejor utilizar calzado con una buena amortiguación, cómodo y que se adapte a nuestra morfología.

Y si se usan tacones,  hay que buscarlos no demasiado altos y con una base ancha para tener un mejor apoyo. Además, a la hora de practicar deportes con un alto impacto como correr, hay que buscar las zapatillas que mejor se adapten a cada persona y cuidar la técnica de carrera.

El dolor de espalda en los niños 

Somos conscientes de que el excesivo peso de las mochilas es una de las preocupaciones más frecuentes entre los padres, así que queremos ofrecerte algunas claves para que deje de ser una intranquilidad.

Se considera que si un pequeño carga entre el 10% y el 15% de su peso corporal, ya es perjudicial. Como norma general, es recomendable que llevem mochilas con el menor peso posible, de bandas anchas y acolchadas y por supuesto, nada de que cuelguen de un solo hombro. La posición ideal es cerca del cuerpo, y ni muy alta ni muy baja.

El Colegio Oficial de Fisioterapeutas de Canarias cifra que entre el 50% y el 70% de los niños han tenido antes de los 15 años dolores de espalda. Y los primeros amagos se producen antes, entre los 9 y los 10.

Y aunque en muchos casos el dolor de espalda no les supone una gran merma en su calidad de vida, es importante acudir a los especialistas si aparece y persiste durante más de uno o dos días. Así podrán evaluar si se trata de una circunstancia específica o es un dolor orgánico.