El cuidado de la piel y el cabello en otoño

image-1010790-girl-2771001_1280.jpg
Foto: Pixabay.

En el otoño parece que el tiempo no acaba de decidirse y se alternan días espléndidos de sol con otros de lluvia y tormenta. Así que no es de extrañar que nuestra piel y cabello sufra esos cambios drásticos, sobre todo si aún no se han recuperado del verano.

En Farmacia Valle San Lorenzo queremos ayudarte a que mimes tu piel y cabello de la mejor manera, para que ahora que llega el frío, sigas luciendo radiante. Por eso, ahí van algunos consejos de la Academia Española de Dermatología y Venereología que te serán de utilidad.

Consejos para el cuidado de la piel en otoño 

  • Hidrátate
Es un consejo común, pero lo cierto es que a pesar de su importancia, muchas personas hacen caso omiso. Lo aconsejable es hidratar varias veces al día la piel, algo especialmente importante en las personas que padecen algún tipo de dermatitis.
  • Evita ducharte con agua muy caliente
Aunque sea una tentación cuando el termómetro desciende, ducharse con agua demasiado caliente reseca la piel, perjudicándola aún más tras el verano. Lo mejor es que optes por una temperatura media.
  • No laves tus manos en exceso
Hay personas que por su trabajo o costumbre, se lavan con demasiada frecuencia las manos. Lejos de ser beneficioso, esto provoca dermatitis por desgaste en el dorso. El uso de guantes y cremas que hagan de barrera es una buena forma de remediarlo.
  • No olvides la protección solar
Hay que adquirir la costumbre de protegerse del sol los 365 días del año. Aunque los días sean más bien grises, las radiaciones negativas que emite siguen llegando a nuestra piel.
  • No descuides los labios
Con el frío y los cambios de tiempo los labios sufren mucho. Por eso es tan importante mantenerlos hidratados y utilizar un bloqueador de luz ultravioleta.

El peeling químico 

Tras la larga exposición que ha tenido nuestra piel al sol del verano, conviene hacer algunos tratamientos para regenerarla. Uno de los más comunes es el peeling químicos, que consiste en eliminar capas de la dermis y epidermis con una agente químico para que sean reemplazadas de forma natural.

Así, se favorecerá que la tez se regenere volviendo a mostrar su tono natural y haciéndola lucir más juvenil. En función de los productos utilizados y su profundidad, hay tres tipos de peelings: superficiales, medios o profundos. A pesar de los beneficios de este tratamiento, la Academia Española de Dermatología y Venereología advierte de que también tiene contraindicaciones. Por ejemplo, hay que tener muy en cuenta los cuidados antes y después del tratamiento, como la protección solar y el uso de productos cosméticos con hydroxiácidos o retinoides.

La caída del cabello en otoño

A pesar de que existen algunas causas comunes de la caída del cabello, algunas personas se dan cuenta de que en esta estación se les cae el cabello más de lo normal, incluso se llega a convertir en una preocupación importante. Sin embargo, es una pérdida natural reversible.

Aunque para ser exactos, el término pérdida no es el adecuado en este caso. Lo que se produce en otoño es la renovación del cabello, que reaparecerá unos meses después. Y no hay vuelta atrás, así que tomar suplementos o vitaminas no cambiará nada, tal y como afirman desde la Academia Española de Dermatología y Venereología.

Por lo tanto, cepillar el cabello con cuidado o no usar peinados tirantes carece de sentido en este caso. Por lo general, cuando un pelo se cae es porque hay otro empujando para salir.

También es un mito que esto solo ocurra a las mujeres. Los hombres también pasan por este proceso. Algo que sí es cierto, es que el cambio climático está modificando cuándo ocurre esta renovación del cabello. Nuestra cabeza se va repoblando durante toda la vida de forma aleatoria, aunque el pelo tarda unos tres meses desde que muere hasta que se cae.
Esta pérdida notoria en otoño se debe a este ciclo continuo de nacimiento y crecimiento en el pelo. No obstante, en los últimos tiempos parece haberse adelantado a los meses de agosto y septiembre.