Artículo de El País sobre las consecuencias del confinamiento en los músculos

EL PAÍS | Sublevación muscular y resentimiento en la piel: así paga el cuerpo dos meses de confinamiento

Posiblemente la segunda frase más repetida en la desescalada del confinamiento por el coronavirus ha sido: "¡Estoy molido!" (es de suponer que la primera fue: "¡Qué alegría!")...

No importa que uno se haya machacado a sentadillas durante la cuarentena, que haya fortalecido el core, que haya desempolvado las mancuernas… volver a disfrutar de una buena caminata, de las carreras y de los paseos en bici hace que muchos nos sintamos baldados. El efecto, que es de lo más normal, se multiplica en aquellos que se han pasado dos meses sin despegar el trasero del sofá y ahora, de buenas a primeras, se atreven a trotar.


Si quieres seguir leyendo, te dejamos el enlace del artículo de El País


0 0
Feed